top of page

NY Latinamerican Art Triennial, 2022

Bronx Art Space, NY, USA
De septiembre a noviembre de 2022

La primera exhibición se realiza en el Bronx Art Space, de septiembre a noviembre de 2022. Desde el 11 de noviembre se está realizando la muestra en Warbunton Galerie / Urban Studio Unbound, hasta el 6 de enero de 2023.

 

 

Abya Yala, que significa Tierra Madura, Tierra Viva o Tierra en Florecimiento, fue el término utilizado por los Kuna, pueblo originario que habita en Colombia y Panamá, para designar al territorio comprendido por el Continente Americano. De acuerdo con el momento histórico vivido, se referían a este territorio de diferente forma: Kualagum Yala, Tagargun Yala, Tinya Yala, y Abya Yala, siendo este último el que coincidió con la llegada de los españoles y el cual se convierte en un llamado a la unidad de los pueblos a mantener presente su origen y a continuar su camino siguiendo las huellas de sus ancestros. En el continente americano existe una gran diversidad cultural, ya sea por la herencia que nos dejaron las culturas propias de los pueblos originarios, las culturas europeas que conquistaron el continente a partir del siglo XVI y su consiguiente proceso de mestizaje, o por los procesos migratorios (forzados y voluntarios), América Latina cuenta con gran cantidad de denominaciones que definen esa diversidad cultural. Esta NYLAAT 2022 presenta obras y propuestas de arte partiendo del término Abya Yala que es en sí mismo un símbolo de identidad y respeto hacia las raíces de los pueblos originarios, lo usamos como punto de partida para explorar la conexión directa entre las prácticas originarias heredadas de nuestros ancestros y el arte contemporáneo.

(Texto: Organización Trienal de Arte Latinoamericano, NY 2022)

 

Mi propuesta a la Trienal de Arte Latinoamericano en Nueva York 2022 (NYLAAT) guarda relación estrecha con la temática “Abya Yala” planteada en esta convocatoria.

La obra gráfica que presento está inspirada en los bosques de araucarias de la región denominada “de la Araucanía” en Chile. Este tipo de árbol es endémico de la zona sur de Chile, y también de Argentina. La araucaria se denomina “Pehuén” en mapudungún, la lengua del pueblo mapuche, originario de este territorio. El “Pehuén” es el árbol sagrado para la cultura mapuche, (mapu: tierra, che: gente), su cosmogonía está estrechamente vinculada a la naturaleza.

Este grabado cuya matriz es de madera, forma parte de un proyecto referido a la Cordillera de Los Andes, con un imaginario que abarca una gran “zona cordillerana”, donde el macizo andino se impone coexistiendo entre bosques nativos, montañas, ríos y volcanes.  

Mi trabajo explora el poder de la naturaleza y su permanente relación con el territorio, entablando diferentes correspondencias entre el paisaje y la identidad cultural. Me interesa representar la monumentalidad de los entornos naturales, como así también develar su propia fragilidad en el tiempo, frente a la permanente amenaza de la intervención humana.

Este bosque nativo de araucarias se encuentra en la cordillera en un lugar llamado Icalma (espejo de agua).

Potenciar la naturaleza, esa “Tierra viva” donde materia y energía se funden, conlleva a la idea de un origen común, de donde todos somos parte de ella.

Icalma. Xilografía 55,5 x 77 cm. 2021

Galería Bronx Art Space, New York

bottom of page